24 de agosto de 2009

¿Te acordás cuando...

Con motivo del annus sacerdotal,la gente de Catholic.net está organizando un concurso de anécdotas donde el sacerdote sea el protagonista.


Sí, todas esas cosas que te vinieron a la mente ahora. Pero antes de apurarte a participar te contamos algunas de las condiciones:
  • Debe contar una experiencia "linda" (como si pudiera haber de otro tipo)

  • "Debe ser una anécdota en donde se exalte la figura del sacerdote y el valor insustituible de esa hermosa vocación." (¡Ah bueno! si vale el género fantástico y la Ciencia Ficción ya tenemos algunas ideas)

  • La inscripción tiene un costo de U$S 10 (ellos dice que es para solventar el premio -2 viajes con estadía a Francia-; pero nosotros creemos que es para evitar que gente como nosotros mande anécdotas reales de sacerdotes reales del tipo de las que aparecen en MNTM*)

  • Uno de los criterios es la "profundidad" del relato. (Aunque para nosotros es un mito eso de que si es más profundo mejor, parece que esta gente quiere exaltar la figura del sacerdote a toda costa).

Como uno de los objetivos del concurso es "saborear (¡Mmmm, sacerdotes!) todos los momentos de alegría, de consuelo, profundos y llenos de paz que hemos tenido con la compañía o presencia cercana de un sacerdote" no queremos negarles la posibilidad a nuestros lectores de compartir sus seguramente interesantes anécdotas y recuerdos sacerdotales. Por eso, dejen sus anécdotas en los comentarios o mándelas por mail.

Y así, compartiéndolo, el annus sacerdotal lo vamos a disfrutar más, ¿no les parece?

El premio no va a ser un viaje a Francia, pero tampoco les vamos a cobrar 10 dólares (aunque si alguno quiere ser generoso y pagar la inscripción, no nos vamos a ofender).



* ¿Les contamos que algunas personas piensan que somos nosotros los que escribimos ese blog? No es por agrandarnos, pero parece que todo lo que no gusta y "está mal y desubicado" es culpa nuestra. Lo que nos pone muy contentos.

2 bendiciones:

Sicoborg on 27/8/09 13:05 dijo...

¿Tienen que ser cosas copadas? porque de esas no nos quedan.
Nuestra primer aventura con un cura fue a la tierna edad de 9 o 10 años cuando ya ninguna escuela quería recibirnos, jejejej temitas de conducta vio, así que nuestros padres nos inscribieron en el único colegio que nos aceptaba, uno de curas jejejee
Teníamos misa una o dos veces por semana creo, ya el cura nos había caído mal porque oso cambiarnos el nombre frente a nuestros compañeros motivo por el cual tuvimos que volver a ganarnos el respeto de todos a fuerza de sangre, sudor y lágrimas de algunos, bueh como nos caía mal el cura este nuestra naturaleza nos dictaba que debíamos hacer algo al respecto, así que 3 o 4 semanas después de ingresar a ese colegio y una vez reconocido el terreno (el cura era extremadamente estricto) se nos ocurrió gritar ¡¡¡RECREO!!! cuando el cura toca la campanita en medio de la misa, al escuchar el grito hubo desvande gral de alumnos que empezaron a correr y gritar cual si vieran a grassi en bolainas, conclusión: catequista tratando de hacernos un trasplante de oreja sin anestesia mientras nos llevaba a dirección, el cura persignándose cada 1/2 minuto cada vez que nos miraba mientras casi llorando le contaba lo ocurrido a la directora, no olvidamos algún Satan y demonio saliendo de su boca haciendo referencia a nuestra personita, padres nuestros diciendo: "otra vez? te vamos a mandar a un colegio militar", expulsión del colegio y el impedimento a volver a entrar a la iglesia bajo ningún aspecto.
jejejejeje estuvo buenisimo!!!

Bien, ya contamos, ¿qué nos ganamos?

NonSancto on 28/8/09 15:05 dijo...

¡EXCELENTE!

Por ahora se ganó nuestro respeto y admiración (ya sabemos que no es mucho, pero bueno... ¡es lo que hay!).

Más adelante, compararemos con las demás anécdotas y si resulta ganadora, le haremos llegar un premio sorpresa.

Publicar un comentario

 

Somos NonSancto


Toma tu cruz...

¡Esto no es joda!

Sacerdote Online
Este es un servicio destinado a quienes quieran realizar consultas, preguntas, sacarse dudas o simplemente charlar por mail sobre absolutamente cualquier tema y de forma anónima con un sacerdote.
Escribi a: robytrek@gmail.com

Nonsancto Copyright © 2009 WoodMag is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template