23 de marzo de 2009

Una forrada más

Finalmente, el Papa estuvo en África. Y como era inevitable, salió el tema del SIDA y su corolario: el preservativo (que a esta altura es un tema de nunca acabar, valga el oxímoron).

A veces parece que toda la doctrina y vida de la Iglesia gira solo en torno al sexto mandamiento en su traducción más arcaica y radical. Y lo que es peor, todos hablan y opinan sin saber del tema o tergiversando a propósito la información. Por suerte esta NonSancto para echar un poco de luz en la cuestión.



Aclaremos primero lo que dijo el Papa:
...no se puede superar el problema del Sida sólo con eslóganes publicitarios. Si no está el alma, si no se ayuda a los africanos, no se puede solucionar este flagelo sólo distribuyendo profilácticos: al contrario, existe el riesgo de aumentar el problema. La solución puede encontrarse sólo en un doble empeño: el primero, una humanización de la sexualidad, (...) y segundo, una verdadera amistad también y sobre todo hacia las personas que sufren (la enfermedad).

Obviamente esto fue interpretado como:

El Papa quiere que los pobres africanitos se mueran de SIDA y por eso excomulga al preservativo y prohibe su uso.


En fin...

En nuestra opinión, la Iglesia debería hablar más claramente sobre el tema resaltando los siguientes puntos:
  • Todo lo que la Iglesia dice sobre los métodos anticonceptivos (Humanae Vitae) va destinado a los matrimonios, ya que es el único ámbito donde la Iglesia considera legítimo las relaciones sexuales. A los no casados les predica la abstinencia.

  • El método que propone la Iglesia (abstinencia antes del matrimonio y fidelidad durante; una sexualidad madura más profunda -EJEM- que el mero placer) es, sin lugar a discución, el más efectivo para prevenir el SIDA. Que la realidad diga que es una utopía es un tanto relativo: con buenas campañas de educación (a largo plazo) se puede lograr un cambio, la campaña ABC * de Uganda es un ejemplo claro.

  • Cada uno es libre de elegir cómo vivir su sexualidad (esperar al matrimonio o no, ser fiel o no, etc) pero todos deben ser responsables de sus actos: si el camino que propone la Iglesia no te sirve, cuidate vos y cuida al otro. El sentido común (que la Iglesia también tiene) indica que si alguien peca por quebrantar el sexto mandamiento, el pecado es más grave si lo hace sin usar preservativo que si lo hace usándolo.
En conclusión, la Iglesia no es tan necia como algunos la quieren mostrar:

ni tan tonta de creer que la solución al SIDA se encuentra en la repartija indiscriminada y al por mayor de unos circulitos de látex.

* Notese que el sitio referido es un sitio católico y que la "C" corresponde a Condones y no a "carácter" como ciertos sectores de la Iglesia pretenden hacer creer: Está científicamente demostrado que si se mantiene una relación sexual con mucho caracter pero sin condón, el riesgo de contagio sigue siendo alto.

2 bendiciones:

Especie 8472 on 24/3/09 09:16 dijo...

Está todo bien con los forros... pero... ¿y el otro 90% de los mandamientos? ¿Qué es peor, traicionar a un amigo, abandonar a los padres, por usura dejar en la calle a una familia... o usar un forro... o una ayuda manual? (que no es lo mismo que un manual de ayuda, jejeje)

Anónimo dijo...

Todas esas cosas son peores, pero si hacen con un forro puesto, son más piores todavía

Publicar un comentario

 

Somos NonSancto


Toma tu cruz...

¡Esto no es joda!

Sacerdote Online
Este es un servicio destinado a quienes quieran realizar consultas, preguntas, sacarse dudas o simplemente charlar por mail sobre absolutamente cualquier tema y de forma anónima con un sacerdote.
Escribi a: robytrek@gmail.com

Nonsancto Copyright © 2009 WoodMag is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template